Atentos a una posible corrección: Carbures vuelve a cotizar el próximo lunes 5 de enero tras reconocer 6 millones de pérdidas operativas

logo carburesCarbures acaba de poner punto y final a su capítulo más amargo casi tres meses después. La compañía acaba de remitir al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) el resultado de la auditoría que PwC ha realizado sobre los estados financieros de la empresa a cierre de junio de 2014.

La firma, que lleva suspendida en bolsa desde el pasado 8 de octubre, ha resaltado que la auditoría que se ha efectuado sobre esas cuentas del primer semestre del pasado año ha resultado “limpia, sin ninguna salvedad”. Esto implica que la compañía no se verá, por tanto, obligada a reformular sus cuentas de 2013.

No obstante, la andaluza ha aceptado las recomendaciones de PwC acerca de su manera de contabilizar sus ingresos, lo que ha provocado un sustancial cambio en sus cuentas del primer semestre de 2014. La auditora ha pedido a la empresa que aplique “criterios más prudentes” a la hora de anotarse los ingresos, aunque recooce su validez.

De este modo, entre enero y junio del pasado año las ventas de Carbures fueron de 20,2 millones de euros, no de 41,9 millones como se publicó en un primer momento. Esto supone una reducción de los ingresos de más de la mitad. Sin embargo, el punto más importante es que se registró un Ebitda (resultado operativo) negativo de 6,067 millones de euros, cuando en su primera lectura el Ebitda era positivo

Según indica Carbures en el hecho relevante, este “desfase” se debe a la forma de contabilizar los ingresos de la operación con la compañía china Shenyan Hengrui, que fue la que disparó las alarmas de PwC allá por el mes de octubre.

Esta “reexpresión” de las cuentas de la primera mitad del pasado año también supone que los objetivos para el cierre de 2014 se hayan visto modificados. Si en el mes de marzo esperaba registar unas ventas por valor de 104,3 millones, ahora reduce esa partida la mitad, hasta 58 millones. Por su parte, el Ebitda pasa de ser positivo (20,8 millones) a ser negativo, lo que supondría unas pérdidas de algo más de nueve millones de euros.

MAB 2014 main slider

Igualmente, esta revisión de previsiones se debe de nuevo al impacto de los contratos con la empresa china, que explicarían aproximadamente el 70% de la desviación. En este sentido, Carbures explica que los criterios que ha cambiado, por recomendación de PwC, ha hecho que las magnitudes agregadas hayan pasado a ser consolidadas.

No obstante, la empresa resalta que esta desviación también es consecuencia de “la ralentización general del sector aeronáutico, de los deterioros del fondo de comercio, de los gastos incurridos en la salida a bolsa y del proceso de revisión iniciado con motivo de la suspensión del MAB, así como de no haberse cumplido las expectativas de crecimiento inorgánico”.

De cara al año que acaba de empezar, Carbures cree que los resultados de esta auditoría “producirán un efecto muy positivo en las cuentas anuales de 2015”. En sus previsiones iniciales, la compañía andaluza espera registrar unas ventas de 118 millones de euros con un Ebitda cercano a los 13 millones. La empresa espera obtener 32 millones del contrato con Shenyan Hengrui, lo que explicaría ese impulso de los ingresos.

A su vez, el Consejo de Administración de Bolsas y Mercados Españoles, Sistemas de Negociación, S.A., ha acordado levantar, con efectos 5 de enero, la suspensión de la contratación de las acciones de CARBURES EUROPE, S.A., al haber publicado dicha sociedad la información a la que se hacía referencia en los hechos relevantes de 8 y 10 de octubre de 2014.

Leer aviso del levantamiento de la suspensión de cotización de Carbures