Cambio de cromos al frente de Carbures en plena crisis de confianza hacia la compañía y sus resultados

logo carburesEl valor lleva suspendido dos semanas de cotización mientras su auditor, PwC está diseccionando las cuentas con el fin de solventar posibles irregularidades contables. En medio de este proceso, la firma fabricante de productos de fibra de carbono anuncia su particular revolución. El que ha sido hasta la fecha su consejero delegado, Rafael Contreras pasa a un segundo plano en la compañía. En su lugar, toma las riendas de la compañía José María Tarragó, quien había ejercido como vicepresidente de operaciones de Carbures desde hace poco más de dos años. Tal y como apuntan fuentes consultadas por El Confidencial, estos cambios entraban dentro de la hoja de ruta que la compañía había diseñado de cara a su próximo salto al Mercado Continuo que tenía previsto para finales de este año. La propia firma había informado de ello a sus inversores de referencia y a las entidades bancarias, que estudiaban financiar el desembarco en la bolsa española. Sin embargo, fuentes consultadas reiteran su sorpresa tras conocer la salida del actual consejero delegado y su recambio y aseguran que nunca se puso sobre la mesa dicha posibilidad. Desde la firma insisten en que este cambio se produce ante la “necesidad de profesionalizar el equipo gestor y ajustarse a las buenas prácticas exigidas para cotizar en el Mercado Continuo”. Porque esa sigue siendo la gran pretensión de Carbures: dar el salto a una división bursátil superior al MAB, a pesar de que, con la auditoría en el aire, su plan de negocio también está en standby. Así, tal y como admiten fuentes próximas a Carbures, «se ha intentado buscar un perfil válido para la gestión financiera del día a día» frente a otras opciones como el director financiero, Juan Juárez, más próximo a un modelo de banca privada. seguir leyendo la noticia]]>