Carbures aumenta su participación en los programas aeronáuticos del gigante europeo Airbus

logo carburesLa carrera meteórica de la empresa gaditana Carbures se vio frenada en seco el pasado octubre cuando suspendió, de manera inesperada y a petición propia, su cotización en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Las dudas sobre el balance contable de los años 2012 2013 y del primer semestre de 2014, expresadas por la auditora Price Waterhouse Coopers Auditores (PwC), pusieron en entredicho a todo un ejemplo de gestión, innovación y emprendimiento. Sin embargo, el golpe ha tenido, lo que muchos llaman, un efecto positivo. La nueva dirección de Carbures trata ahora de poner al día sus cuentas y aclarar con la firma auditora qué papel juegan en el grupo esas empresas con las que dos años antes había firmado alianzas estratégicas y cuyos resultados económicos han sido incluidos en el balance general de la compañía. La solución a este enigma financiero es clave para que Carbures pueda dar el salto en Bolsa del Mercado Alternativo al Mercado Continuo con plenas garantías y, sobre todo, con transparencia y credibilidad. La actividad de Carbures no se ha visto afectada por este golpe técnico. Al contrario. La división aeronáutica de la empresa, la de mayor importancia del grupo industrial, ha ganado peso este año gracias a los nuevos contratos suscritos con Airbus y Alestis. Carbures ha batido su propio récord de facturación y producción en el primer semestre de 2014, con un incremento del 91% y del 71%, respectivamente. La planta de Carbures, situada junto al aeropuerto de Jerez, ha facturado una media de 215.883 euros mensuales en el primer semestre del año y ha logrado una producción media de 497 piezas. En octubre, por ejemplo, la factoría, según datos facilitados por la compañía, alcanzó los 414.375 euros de facturación y una producción de 854 piezas. La ampliación y externalización de algunos de los programas más sobresalientes de Airbus han consolidado a Carbures como proveedor de segundo nivel (Tier 2). La empresa gaditana participa en la construcción de distintas piezas para el cono de cola del superjumbo A380, así como en el desarrollo de las tuberías y paneles del tanquero A330MRTT. Igualmente, Carbures se ha posicionado para fabricar en materiales compuestos los perfiles del avión militar A400M y del A320Neo. En esta misma línea, la empresa gaditana participa además en la fabricación de elementos para el A350, cuyo estabilizador horizontal se fabrica en la planta de Airbus de Puerto Real, mientras que su cono de cola y una sección de su ?belly fairing? o panza se construye en la factoría de Alestis, en el polígono del Trocadero. La compañía tiene muy diversificado su negocio de la aplicación de los materiales compuestos. Carbures mantiene una línea aeronáutica, con epicentro en Jerez, El Puerto y Illescas (Toledo), otra dedicada a la automoción, con sede en la localidad soriana de Burgo de Osma, y mantiene la puerta abierta a la incorporación de la fibra de carbono al sector de la obra civil, con un proyecto anunciado en septiembre de 2013 para levantar en la Zona Franca de Cádiz una factoría dedicada a ello. Al margen de este desarrollo industrial en España, Carbures ha estado comprando y asociando empresas complementarias en clusters tecnológicos y ha establecido dos alianzas estratégicas, una de ellas en Florida, con Bridge Engineers, y la segunda en China, con la Shenyang Hengrui. La compañía gaditana ha comprado nueve empresas entre febrero de 2013 y julio de 2014. El grupo industrial suma ya 14 plantas en siete países (Alemania, Australia, China, España, Estados Unidos, México y Polonia) y un millar de trabajadores. El Grupo tecnológico industrial gaditano realizó el pasado julio su última adquisición. Se trata de la ingeniería mexicana Pypsa a Misapre. [caption id="attachment_2804" align="aligncenter" width="660"]carbures airbus principal Carbures participa en la construcción de distintas piezas para el cono de cola del «superjumbo» Airbus A380[/caption] Ampliación de capital La expansión y diversificación de Carbures comenzó en 2012 con la conquista de nuevos mercados internacionales. Así, en julio de 2013 completó su cuarta ampliación de capital para hacer frente a los nuevos retos. La primera ampliación tuvo lugar en marzo de 2012 coincidiendo con su estreno en el mercado bursátil. La captación fue entonces de 2,2 millones de euros. La segunda tuvo lugar en junio de ese mismo año con 2,5 millones de euros, mientras que la tercera se produjo en febrero de 2013, con tres millones de euros. La cuarta se firmó en julio de 2013 por valor de 6 millones de euros. Esta última ampliación dio alas a Carbures para afrontar futuras inversiones. Uno de los objetivos que persigue Carbures es posicionarse en el sector aeronáutico como proveedor de primer nivel y, de momento, va escalando posiciones. Así, su catálogo de ofertas se ha ido ampliando hasta inaugurar en abril de 2013 una planta en Jerez para desarrollar los contratos con las grandes compañías del sector y comprar en noviembre de ese mismo año la empresa Composystem, situada en el parque tecnológico de Illescas (Toledo). La adquisición de esta última compañía por parte del grupo industrial gaditano fue una decisión estratégica. La factoría se encuentra en el polo industrial aeronáutico de Madrid y es vecina de la planta que Airbus tiene en esta localidad toledana. La compañía gaditana logró el año pasado dos contratos con Airbus para la fabricación de piezas específicas en fibra de carbono para los modelos civiles A380 y A320Neo. El acuerdo supuso el respaldo económico para la planta de Jerez, en la que ha invertido cinco millones de euros. De este contrato cobra especial importancia los componentes para el avión A320Neo, ya que suponen unos ingresos de 17 millones de euros durante los próximos diez años. El segundo encargo es para producir en fibra de carbono la tapa del depósito de carburante del A380, el avión comercial más grande del mundo. [caption id="attachment_8803" align="aligncenter" width="644"]Carbures planta Interior de la planta de Carbures, junto al aeropuerto de Jerez.[/caption] Acierto con la planta de Illesca La buena sintonía entre Airbus y Carbures tuvo respuesta también el pasado abril al firmar con Alestis Aerospace, de la que Airbus es accionista mayoritario, un contrato para la fabricación y suministro de componentes para el A380 y para el avión militar C-295 que desarrolla la línea militar de Airbus. El nuevo contrato supone la fabricación de una sección de los paneles de la belly fairing o panza del avión A380, en fibra de carbono, y la fabricación de elementos del empenaje (sección de cola) del avión C-295 en materiales compuestos. Este contrato ha significado para Carbures el bautizo como suministrador directo de Alestis. La compra de Composystem por parte de Carbures ha ayudado a recuperar el prestigio perdido de esta planta toledana y ha engordar la cartera de pedidos de la empresa gaditana. Airbus ha solicitado de nuevo piezas de los modelos A-350 y A-380 al comprobar un cambio en la gestión y producción de la antigua Composystem. La compañía prevé una facturación de cuatro millones de euros más cada año, gracias a esta planta. Tras la adquisición de Composystem en noviembre de 2013, Carbures llevó a cabo una serie de medidas como la implementación de desarrollos tecnológicos y procesos de producción propios. Gracias a los cambios se ha logrado incrementar el número de pedidos. La buena racha de encargos para Carbures continuó el pasado septiembre cuando firmó un nuevo contrato con Alestis por cuatro años por el que facturará dos millones de euros anuales. Se encargará de producir piezas de fibra de carbono para el modelo A380. La tecnológica andaluza refuerza así su posicionamiento como Tier 2 (proveedor estratégico de segundo nivel) de piezas de aviones en materiales compuestos del sector aeronáutico europeo y del gigante Airbus. Carbures, que ya fabricaba piezas para aviones de Airbus, va a producir ahora más paneles de la pazna del A-380. La compañía trabajará a un ritmo de producción de 30 paneles cada año. La empresa afirma que dispone de la tecnología y la capacidad industrial propias para la fabricación de piezas de avión en materiales compuestos de diversos tamaños. Carbures fabrica desde las tapas de los depósitos de combustible hasta los costillares de dos metros de largo que soportan los motores. Fuente: La Voz Digital]]>