El primer trimestre del MAB en rojo por el Covid-19

Las empresas del Mercado Alternativo también se han contagiado por el impacto de la propagación del Covid-19, según informamos a lo largo de los últimos resúmenes semanales en la web de Mabia. La capitalización de la mayoría de cotizadas en el segmento en expansión se ha reducido, reflejando así el temor de sus inversores a la contracción de la actividad económica.

A lo largo del mes de marzo de 2020 el valor de las compañías en el mercado disminuyó un 10,66%; pasando de los 2.039 millones de euros a los 1.821 millones de euros, al cierre de la sesión del 31 de marzo. Según los datos agregados, los selectivos reflejaron parte de esta contracción. El Ibex MAB 15 bajó un 13,24% durante el primer trimestre, con el impacto de la volatilidad en compañías como Facephi. Mientras que el Ibex MAB All Shares redujo su dimensión en un 12,18%.

El siguiente gráfico corresponde a los rendimientos de las empresas del MAB durante el primer trimestre de 2020:

Las consecuencias de la frenada de la economía en España aún son difíciles de predecir. Mientras que las cifras del Producto Interior Bruto trimestral no serán posibles hasta mediados de abril, ya se ha avanzado una larga lista de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, que afecta tanto a PYMEs como a multinacionales.

Como analistas, debemos indicar que hay distintas variables que desconocemos en este momento. Por esta razón es imposible saber cuál será el desarrollo de los acontecimientos, de aquí al verano. También es imposible indicar si las cotizaciones actuales justifican el valor real de las compañías. Y esto sucede tanto en el Mercado Alternativo, como en el resto de parqués del mundo.

A pesar de no contar con esta bola de vidrio, sí que disponemos del historial financiero de las cotizadas y conocemos las características de sus modelos de negocios. En función de su estructura financiera y el sector en el que opera cada grupo, esta crisis tendrá un mayor o menor impacto en sus cuentas.

En algunos casos, la frenada provocada por el Coronavirus es evidente, mientras que otras compañías ya han anunciado que siguen con su actividad industrial a pleno rendimiento, como es el caso de elZinc. Hay sectores, como el de las telecomunicaciones, servicios cloud, sanidad y entretenimiento, que además salen reforzados debido a las necesidades de oferta para estos días de confinamiento y teletrabajo.

Desde el punto operativo de los parqués, Bolsas y Mercado Españoles, el gestor del Mercado Alternativo Bursátil, emitió un comunicado firmado por la mayoría de los gestores de las bolsas europeas, dónde garantizó el funcionamiento normal de los mercados. Por otro lado, en un hecho relevante dirigido a las compañías, informó que prolongará el período para la presentación de resultados correspondientes al año 2019.

En estos momentos, menos de un 25% de les compañías que cotizan han hecho un avance de los resultados anuales del último año. NBI Bearings, Gigas y Cátenon son las únicas que han presentado todos los datos auditados. En cambio, del resto de las compañías, se conoce el resultado de su actividad hasta el primer semestre del ejercicio pasado. Dada la situación excepcional que estamos viviendo, no es improbable que los inversores conozcan el número de beneficios o pérdidas de la mayoría de cotizadas con más de medio año de retraso.

Comprendemos que los esfuerzos de cada negocio para salir adelante están por encima de todo. Y por ello, hay distintos obstáculos a superar, entre ellos el cierre del ejercicio. Pero debemos alertar que el resultado de esta decisión tendrá como efecto un aumento de la asimetría de información; entre lo que sabe desde hace mucho tiempo la empresa, y lo que sabe hasta ahora el accionista particular. Es muy difícil para un inversor, o un analista, comprender cuál será el escenario post-coronavirus, teniendo en cuenta que mayoría de datos con los que contamos tienen una fecha de caducidad tan clara.

Dadas estas directrices, ahora más que nunca es más importante poner en práctica los criterios de inversión selectiva y realizar una perspectiva a largo plazo. Con el objetivo de superar los posibles nuevos vaivenes de las bolsas, así como el impacto de este parón indefinido en la facturación de cada cotizada.