Entrevista Exclusiva con Jenaro García, CEO de Gowex

Jenaro García, CEO de GowexGowex es una compañía que opera en el sector de las telecomunicaciones, que se ha posicionado como empresa líder del mercado español en la instalación y gestión de redes para puntos de acceso Wifi. Su recorrido en el MAB es una historia de éxito, al haber aumentado su capitalización 18 veces desde que comenzara a cotizar en marzo de 2010. Hemos tenido el gusto de conversar con su CEO, Jenaro García Martín, en el 9º Foro MedCap en Madrid, para quien por sus propias palabras, «el paso de ser una Empresa cotizada en el MAB ha significado un antes y un después en la vida de Gowex». – ¿Qué retos se plantea Gowex a medio y largo plazo? Llegar a 300 ciudades en los próximos 5 años. Varias son en EEUU y en China, Asia y latinoamérica. La clave es que en Europa estamos creciendo en forma reactiva y en el resto de emergentes y USA en forma proactiva. Desde el punto de vista tecnológico la innovación se dará en el máquina a máquina, algo fundamental en nuestra compañía. El 70% de nuestra inversión en innovación la estamos invirtiendo ahí. Y dentro de esa área hay un área de segmento disruptivo que nos va a permitir dar un salto cualitativo y cuantitativo en ese sentido. Nuestra visión es que la conectividad y los contenidos van a ser una clara área de diferenciación y en el entorno máquina a máquina en smart cities. – El wifi está teniendo una gran aceptación en medios urbanos como complemento sustituto del 3G. ¿Creen que el 4G va a ser una competencia clara a corto plazo? Para nosotros el 4G es una tecnología wireless más. Es decir, nosotros somos total mente agnósticos a la tecnología siempre que sea radio. Es verdad que siempre hablamos de wifi, pero es porque es lo que todo el mundo entiende y es en lo que de alguna forma más está creciendo la empresa en estos momentos. Para nosotros el 4G es la combinación del wifi, el LT, el 3G, el sigbi, y aquellas tecnología radio siempre y cuando, y ahí es donde entra nuestra labor, nosotros seamos el traductor que permite que todas esas tecnologías sean de acceso transparente al usuario o a la máquina independientemente de quien sea el operador y de qué tecnología se utilice. Esa es nuestra función, esa es nuestra visión. Ser la visa de las tecnologías wireless. Somos como la plataforma visa que se pone entre un operador para que se puedan cambiar dólares, euros, francos suizos o yenes y que lo puedan hacer en cualquier banco del mundo. – Gowex lleva una revalorización de más del 700% desde su debut en el MAB. ¿Qué 3 variables identifica como claves en este proceso? La clave es que nosotros salimos pensando en que el accionista ganara dinero. Nosotros salimos baratos, es decir, nuestro descuento para salir a bolsa fue muy importante y no nos importó, más allá de que consideramos de que eso era más prioritario para demostrarle al inversor que siendo una historia de éxito, lo hemos demostrado y ahora es el momento de que sigamos trabajando juntos. La otra clave es, siendo cierto que cuando salimos a bolsa nuestro sector estaba menos reconocido, el mundo del wireless no se conocía como ahora. El hecho de que todos y cada uno de nosotros tengamos en nuestro bolsillo una motivación para usar wifi explica esta situación de reconocimiento. Ahora es más visible y tangible. El hecho de que hayamos seguido nuestra estrategia de crecimiento internacional, consecución de objetivos, de no quedarnos parados ante los buenos resultados y ser más ambiciosos, se ve reflejado también en la cotización. Si a eso le unes que evidentemente conforme Gowex crece y se convierte en una historia de éxito mayor, la entrada de nuevos inversores inciden en el valor, no cabe duda de que eso también influye. – ¿Cuál diría hoy que es la principal amenaza o riesgo para gowex? empresa-Gowex-wifi-BME-MABTenemos riesgos endógenos y riesgos exógenos. En los endógenos son en los que mejor podemos invertir para poder manejar es la falta de capacidad de ejecutar lo que tenemos previsto, es decir, nosotros estamos invirtiendo en consecución de talento, reforzando el equipo directivo y todos los estratos de la compañía para poder llevar a cabo ese plan de crecimiento, eso lo estamos haciendo de forma moderada sin sobredimensionar excesivamente la parte del gasto en recursos humanos y en talento, pero sin duda dando un incentivo extra a las personas que se unan a nuestro proyecto pues dejándoles participar via opciones sobre acciones o adquisición de forma ventajosa de acciones para los empleados que hagan que la gente esté más incentivada y más motivada, y evidentemente también lo hacemos con una ponderación mayor de la compensación en variable lo que nos permite estar muy contentos que crezcan los costes variables de la compañía vía comisiones comerciales vía constitución de proyectos. Eso es una cosa que es mi paranoia. Es lo que yo quiero hacer todos los días y es mejorar mi capacidad de ejecución. Los riesgos exógenos, son posibles actividades o estrategia de compañías que nos puedan de alguna forma cerrar el mercado en algunos lados. Por eso nuestra estrategia está siendo de crecimiento acelerado, consecución de proyectos líderes en todo el mundo, globales, para conseguir crear el estándar de wifi wireless lo antes posible y con ello levantar las barreras de entrada a potenciales nuevos competidores en este entorno. Yo me considero una start up de 15 años y quiero ser una start up de 50 años y de 100 años. Creo que es fundamental que todas las empresas se tracen todos los meses, todos los años, todas las semanas y todos los días un espíritu de start up y eso es muy importante mantener. – ¿Y desde el punto de vista de la competencia como veis el proyecto de FON? FON es un proyecto complementario de lo que nosotros hacemos. FON va al usuario final y de alguna forma es un business to consumer y “El hecho de que todos y cada uno de nosotros tengamos en nuestro bolsillo una motivación para usar wifi explica esta situación de reconocimiento” “Yo me considero una start up de 15 años y quiero ser una start up de 50 y de 100 años” nosotros somos un business to business. Nosotros nos alimentamos de muchos FON y de muchas compañías que hagan algo parecido a FON. Lo vemos como una oportunidad y como una forma de complementar proyectos. – FON llegó en marzo a un acuerdo con Deutsche Telekom en Alemania para millones de usuarios. ¿En ese sentido no os coge mercado allí? Yo creo que Deutsche Telekom ha hecho muy bien en no cerrarse a un proveedor de propuesta comercial, pero el acuerdo nuestro con Deutsche Telekom va más a las ciudades, es decir, nosotros con los operadores el acuerdo que hemos cerrado es para atacar juntos a las ciudades y hacerles propuestas estratégicas a las mismas dentro del entorno wireless smart city, el modelo que nosotros hemos acuñado, más que el usuario final ya que para nosotros es un usuario, no es un cliente. Para el caso de FON, es un cliente. – ¿Cuáles son los 3 principales beneficios de la salida al MAB para su empresa? Para nosotros lo más importante ha sido la visibilidad. Utilizamos la salida a Bolsa para conseguir pasar de un mercado de que era B2B muy cerrado a un entorno B2B pero con mucha exposición y mucha visibilidad a actores que no son especialistas en telecomunicaciones como son las Administraciones Públicas. A nosotros el salto a ser una empresa cotizada nos ha significado un antes y un después. Ha sido muy importante estar cotizado en el MAB, en el Alternext y ahora con el ADR (American Depositary Receipt) en Estados Unidos. España es nuestro mercado, y nuestro siguiente mercado es Francia. Estamos cotizando en los dos mercados. Eso es una señal inequívoca de que ese paso es un paso adecuado. Por supuesto, siempre que estamos haciendo algo así, que combinamos también la acción comercial en los lugares donde estamos cotizando. Esa combinación nos ha venido estupendamente bien, y si es cierto que, evidentemente hemos mejorado en todo lo que es organización interna, la parte de generación de procesos y de regulación interna, y por supuesto no cabe duda, la captación de recursos que nos ha permitido acelerar el proceso de forma clara e inequívoca. Pero por ejemplo si tu me preguntas cuanto se ha ahorrado Gowex en marketing por haber salido a cotizar, te digo que más de 3 millones de euros sí que nos hemos ahorrado. En comunicación, que además esa comunicación es de muchísima mejor calidad que si hubiera sacado anuncios por 3 o 6 millones de euros. “A nosotros el salto a ser una empresa cotizada nos ha significado un antes y un después” En ese sentido el mejor márketing es el que te hacen los otros. – ¿Considera los incentivos fiscales actuales para la inversión en el MAB adecuados? Yo creo que es un punto de partida. Nosotros tenemos un conocimiento, una visibilidad de cómo se hace en otros países y creo que España está empezando y acabará en una medida mucho más avanzada de la que estamos ahora. Es decir, es insuficiente, pero es un punto de partida y creo que hay que entre todos trabajar para convencer a las autoridades de que tomen una decisión que incentive el acercamiento de los inversores vía incentivos y no simplemente cuestiones culturales o de slogans de leyes para los emprendedores, etc. – ¿Considera adecuadas las funciones que la normativa actual asigna al asesor registrado? Para nosotros es una forma de dinamizar el mercado. Es algo muy conveniente. Es una forma de acercar el mercado a empresas que de otra forma no lo podrían hacer y lo que sí que es cierto es que veo que se debería dar un paso más decidido en lo que es la ayuda de hacer que las empresas que están en el MAB puedan pasar al Mercado Continuo con una norma ascensor que de alguna forma lo pueda facilitar y que pueda ayudar a ese entorno. No obstante, lo que sí tengo muy claro es que el movimiento se demuestra andando y lo que yo siempre digo, el MAB, los Asesores Registrados, y todo esto, somos como bebés que acaban de empezar a andar y cuando empecemos a correr ya seremos dentro de unos cuantos años. Yo creo que el MAB lo está haciendo muy bien. Los resultados están a la vista. Mucha gente vaticinaba un fracaso rotundo y creo que se está demostrando que es una forma alternativa de financiación. Creo que además el entorno macroeconómico está ayudando a que eso sea incluso más atractivo para la mayoría de empresas como nosotros y creo que cada vez habrá más y eso ha pasado en otros países y pasará aquí. – ¿Qué opina de la denominada “Ley Ascensor” que favorece el tránsito bidireccional de empresas entre el MAB y el segmento principal de la Bolsa española sin necesidad de instrumentar una OPA de exclusión. Se plantean ir al mercado continuo? En nuestro plan está continuar creciendo y por supuesto pasar a un mercado senior en el momento en que estemos preparados y las autoridades lo permitan. – A medio corto/plazo tiene previsto cotizar en otros mercados además del MAB y el Alternext, concretament en Nueva York. ¿Para cuándo lo tienen previsto? Tenemos en nuestro plan cotizar en New  York pero obviamente las fechas no las ponemos nosotros. – ¿Qué le aconsejaría a una empresa que quiere empezar a cotizar en el MAB? Que lo haga si es lo que realmente le interesa en su estrategia. Es decir, yo no creo que haya que salir al MAB porque sí y que todas las empresas puedan y deban salir al MAB. Yo creo que eso es una decisión estratégica y es como casar a tu hijo. Estás poniéndolo en contacto con los inversores, le estás cambiando la vida a tu empresa. Eso es algo que tiene que tomarse en forma muy reflexionada como nosotros hicimos y que no fue de un día para el otro. Nosotros estuvimos a punto de salir, cayó Lehman Brothers el día que íbamos a salir en el road show del Alternext. Ese día debimos volver al puerto al ver el huracán que nos espera. Eso no quiso decir que dejáramos de tener esa idea. En el caso de que alguien se lo esté planteando por supuesto tiene que decidir por sí mismo salir o no, lo que yo si que creo es que si ha decidido salir es una buena oportunidad para conseguir acelerar el proyecto si lo que realmente quiere es eso. No hay que salir al MAB con el objetivo de hacerse rico ni para proporcionar la salida a inversores que estén dentro. Si se busca eso es un fracaso. Creo que el máximo de las preocupaciones que tiene que tener en mente ese empresario es el hacer que su accionista esté contento y confíe en él para poder de alguna forma caminar mucho tiempo juntos porque lo considero como un matrimonio.  ]]>