Hacienda descubre un desvio masivo e injustificado de fondos a Costa Rica por parte de Gowex

gothamgate principalLa Agencia Tributaria abrió a Gowex en febrero de 2013 una inspección sobre impuesto de sociedades e IVA de los ejercicios 2008, 2009 y 2010 y se encontró con irregularidades que le llevaron a ampliar la investigación durante más de un año. Hacienda escrutó las cuentas de la empresa proveedora de wifi, en concurso de acreedores tras haber admitido un fraude contable de años, y alertó de “presuntos delitos económicos continuados en Gowex”, según el informe remitido a la Fiscalía Anticorrupción el pasado 10 de julio, al que ha tenido acceso el diario El País. El documento, entregado cuatro días antes de que testificara el fundador, Jenaro García, también recoge un “masivo” e injustificado desvío de fondos a “cuentas ocultas” en Costa Rica, tierra natal de Florencia Maté —esposa de Jenaro García—, adonde viajó tras estallar el escándalo. “En 2010, afloran fondos masivos en Costa Rica, en total, las entradas de fondos a dichas cuentas en dicho ejercicio, atribuidas por Let’s Gowex a cobros de clientes arrojan un total de 12.104.796 euros y las salidas ascienden a 4.295.288 euros”. Este elemento supone la “posible existencia de rentas que se han ocultado a la Hacienda pública”. “No se han acreditado la fecha de apertura ni la persona contratante, ni se han aportado los justificantes bancarios donde conste el origen y el destino de los fondos que entran y salen de las mismas”, remacha el escrito. El desvío de fondos a Costa Rica es detallado por los inspectores: “Las primeras imposiciones datan de junio de 2010, y en tres de los casos se ha constatado que coinciden con salidas de cuentas abiertas en España cuyos fondos proceden de los obtenidos en la ampliación de capital suscrita por inversores privados” y presumiblemente han “sido enmascarados como operaciones comerciales”. Hacienda ignora si los fondos siguen en tales cuentas, y apunta que Gowex “mantiene cajas de seguridad que han podido utilizarse para depositar el efectivo hasta su traslado a Costa Rica a nombre de Let’s Gowex o alguna otra cuenta en el extranjero en beneficio de los accionistas iniciales”. A los inspectores les llevó nueve meses descubrir las cuentas en el país centroamericano, según afirman, porque estaban “ocultas en el balance de Gowex Wireless”, una de las filiales que juzgan mera instrumental. Seguir leyendo la noticia]]>