INKEMIA licencia a Myogem Health un grupo de compuestos para la Distrofia Muscular Hipotónica

InkemiaInkemia, ha comunicado hoy que el consorcio liderado por IUCT (la división del conocimiento de InKemia) licencia uno de los tres grupos de compuestos con resultados positivos, obtenidos en el proyecto “Enfermedades minoritarias: Distrofia Muscular Hipotónica”. Resultados que se presentaron en el último congreso de la “Fundació Marató de TV3”, fundación que apoyó el desarrollo del proyecto, y se comunicó al mercado en hecho relevante con fecha 30 de Junio de 2015.

El consorcio que engloba a Inkemia, la Universidad de Valencia y el IQS, ha licenciado el grupo de compuestos a la spin off de Inkemia Myogem Health Company, por la que se han obtenido unos pagos iniciales o “upfronts” y el compromiso de pago de royalties sobre ventas futuras, sin que se hayan concretado los importes resultantes del acuerdo.

Aún así, Inkemia estima que en caso de llegar el producto al mercado, la licencia podria suponer para el consorcio unos ingresos de entre 0,6 y 1,2 millones de euros anuales. El grupo de investigación ostenta un 38% de los derechos del consorcio y esa sería la parte proporcional de lo que recibiría en concepto de royalties.

Myogem es una empresas orientada al I+D+i y comercialización de nuevos productos para el tratamiento de enfermedades minoritarias y será la encargada de  erminar el desarrollo de los compuestos licenciados, para poder llegar al mercado con la máxima celeridad, y aportar una alternativa para mejorar la salud de los enfermos.

Según Inkemia las patentes que están en fase de examen en el momento de su aprobación engrosaran la cartera de patentes del grupo InKemia, superando ampliamente las 66 ya aprobadas. Esta enfermedad tiene una prevalencia de 1 de cada 8000 personas, esto es que afecta a 1 millón de personas en el mundo, que actualmente no disponen de ninguna solución terapéutica para la mejoría de su salud. En estos casos las terapias que se aplican normalmente son de carácter crónico, lo que genera unos ingresos recurrentes a las empresas que lo explotan.

Inkemia lleva una revalorización de un 9% en 2015 y un 135% desde que debutó en el MAB en 2012.