Neol consigue resultado operativo positivo en 2015

El grupo Neol, antiguo segmento de negocio del grupo Neuron, cierra el ejercicio 2015 con un resultado operativo, antes de amortizaciones, de 484.029 euros. Con estos datos, la empresa multiplica por 7 su facturación, en el primer año de cotización, y registra un Ebitda superior a las estimaciones publicadas.

Según el avance de resultados remitido al regulador, las pérdidas de Neol en 2015, antes de impuestos e intereses, se reducen a 753.030 euros. Una evolución positiva, comparada con los resultados negativos de 1,39 millones de euros en 2014. La compañía ha disminuido este importe en un 46%.

El detalles de la comparación de resultados, por años, se muestra en la siguiente tabla:

Resultados NEOL

El incremento extraordinario de la facturación de Neol, en un 622%, ha «sido fruto de la venta de servicios de I+D desarrollados en años anteriores», indica la empresa. Este aumento de los ingresos, se ha visto compensado por una reducción del volumen de gastos de explotación, en un 11%, por  «la contención en la contratación de servicios de Investigación y Desarrollo».

Desde su creación, el negocio de la compañía de aceites se ha sustentado en su oferta de servicios, sobretodo a través de contratos con Repsol, su antiguo socio. En el primer semestre la facturación a la energética representó un 80% de las ventas, aunque en la segunda mitad del ejercicio se habría reducido a un 40%, según explicó Javier Velasco, consejero delegado del grupo, a Mabia.

A pesar de la evolución positiva en 2015, con la aumento de ingresos de terceros, esta ha quedado por debajo de las previsión que publicó Neol en el momento de su incorporación al MAB.

La siguiente tabla muestra la comparativa entre las estimaciones hechas por la compañía, en su Documento de Incorporación, y sus resultados a «precierre»:

Estimaciones Neol 2015

Multiplicar por siete el volumen de ventas estaba por debajo de las expectativas de Neol que deberían haber alcanzado los 1,8 millones de euros. De esta manera el resultado operativo (el Ebitda) habría llegado a 728 mil euros.

Este sesgo entre estimaciones y resultados provisionales fue por el retraso, para 2016, en la confirmación de la continuidad de algunos de los proyectos realizados para sus clientes. Esto ha llevado a la desviación negativa, por 211.496 euros, del importe neto de la cifra de negocio. También se han reducido los «Trabajos realizados por la empresa para su activo», mientras que ha recibido 259.129 euros, en concepto de subvenciones, que no estaban en el presupuesto.

Para los próximos años, Neol tiene buenas expectativas. En 2016 la compañía tiene previsto el cierre de acuerdos de licencias con otras compañías, para la comercialización y uso de productos ya desarrollados como son los bioplásticos, con el objetivo de diversificar sus áreas de negocio y también sus clientes.

Además de monetizar estos activos ya en cartera, Neol se prepara para dar el paso hacia la producción propia, explica Javier Velasco. La empresa desarrollaría esta nueva área a través de los aceites alimenticios, con su producto principal el Omega-3 DHA,  y la previsión de que empiece a dar ingresos en 2017.

En términos de mercado, la cotización de Neol ha seguido una tendencia a la baja desde su incorporación. Las acciones han bajado un 25% en bolsa y su capitalización está alrededor de los 12 millones de euros. En el momento de la separación de Neuron, cuya participación en la empresa aún es de un 66,51%, un informe de la firma Sarum Capital daba a Neol un valor de 20 millones de euros.