¿Qué son los mercados alternativos?

Los mercados alternativos son sistemas multilaterales de negociación que permiten la cotización de acciones de pequeñas y medianas empresas. Para facilitar el acceso de este tipo de empresas estos mercados ofrecen una regulación más flexible y sus criterios de entrada son distintos a los aplicados a las bolsas tradicionales.

En España está el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) gestionado por Bolsas y Mercado Españoles (BME) y que funciona desde el año 2009. Creado a imagen del Alternative Investment Market (AIM) de Londres, la que es actualmente la bolsa alternativa más grande de Europa. Esta fue fundada en 1995 y suma más de 1.000 cotizadas de baja y mediana capitalización.

También son relevantes Euronext, antiguo Alternext francés, con presencia en ciudades del continente como París, Ámsterdam, Bruselas o Dublín, dónde cotizan más de 400 empresas en su sección de alternativo. En Alemania existe el Neuer Markt de Frankfurt creado en 1997 como un segmento de la bolsa alemana, a semejanza del NASDAQ americano.

Todos estos mercados tienen en común que están diseñados para PYMEs europeas de base tecnológica cuyo negocio se encuentra en proceso de expansión. Estas empresas smallcaps ofrecen grandes oportunidades de inversión por su capacidad de multiplicar su valor a largo plazo. Pero, a la vez, conllevan grandes riesgos por la alta probabilidad de fracasar a lo largo de su camino.